10 Razones para comer alimentos orgánicos

1. Consumir comida local significa un crecimiento para la economía local. Según un estudio de la New Economics Foundation en Londres, un dólar gastado localmente genera el doble de ingresos para la economía local. Cuando las empresas no son propiedad a nivel local, el dinero sale de la comunidad en cada transacción.

2. Los productos cultivados localmente son más frescos. Mientras la comida que se compra en el supermercado ha estado en tránsito o almacenadas en frío durante días o semanas, los productos que usted compra en el mercado local a menudo se ha recogido en un lapso de las 24 horas anteriores a su compra. Esta frescura no sólo afecta el sabor de su comida, sino también el valor nutricional, el cual disminuye con el tiempo.

3. La comida local por sí mismos saben mejor. Esto puede deberse a que las frutas y hortalizas orgánicas tienden a crecer más lentamente y tienen un menor contenido de agua, que puede contribuir a garantizar a algunas personas una buena experiencia de sabor.

4. Las frutas y verduras cultivadas localmente duran más tiempo para madurar. Debido a que el producto será menos manipulado, la fruta cultivada en la zona no tiene que ser resistentes para hacerle frente a los riesgos del transporte marítimo. Esto significa que usted va a tener melocotones tan maduros que se partirán mientras los degusta, higos que podrían haberse partido en pedazos si fuesen vendidos mediante los métodos tradicionales, melones a los que se les permitió madurar hasta el último minuto en la vid.

5. Consumir productos cultivados localmente es mejor para la calidad del aire y la contaminación que comer productos orgánicos. En un estudio de marzo del 2005 realizado por la revista Food Policy se constató que las millas que los alimentos orgánicos a menudo viajan hasta llegar a nuestro plato crea daños al medio ambiente que supera el beneficio de comprar productos orgánicos.

6. La compra local de alimentos nos mantiene en contacto con las estaciones. Cuando comemos de acuerdo con las estaciones, los alimentos que están en su punto máximo de sabor son los más abundantes y los menos costosos.

7. La compra de alimentos producidos a nivel local es el paso para una historia maravillosa. Ya sea el agricultor que trae manzanas al mercado o el panadero que hace pan, saber parte de la historia acerca de sus alimentos es una parte maravillosa de disfrutar de una comida.

8. Apoyar a los proveedores locales apoya el desarrollo responsable de la tierra. Cuando usted compra productos locales, le da a aquellos locales con espacios abiertos - fincas agrícolas y pastizales - una razón económica para permanecer abiertos y subdesarrollados.

9. La comida local es más saludable. En promedio, los alimentos orgánicos contienen más altos niveles de vitamina C y minerales esenciales como calcio, magnesio, hierro y cromo, así como antioxidantes que previenen el cáncer. La mejor manera de reducir su exposición a plaguicidas potencialmente peligrosos es comiendo alimentos producidos orgánicamente, donde su uso es evitado. Más de 311 plaguicidas pueden ser utilizados rutinariamente en la agricultura no orgánica y los residuos a menudo están presentes en los alimentos no orgánicos.

10. La comida orgánica local es buena para la vida silvestre y el medio ambiente. En general la agricultura orgánica apoya más la vida silvestre que la agricultura no orgánica. Es ampliamente aceptado que la comida orgánica es mejor para la vida silvestre, causa menos contaminación, produce menos dióxido de carbono - el principal gas de calentamiento global- y menos residuos peligrosos.

 

joomla template 1.6